LA ORGANIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN COMO CLAVE PARA CUANTIFICAR EN BIM

Como bien sabemos, un modelo BIM es una base de datos compleja que incluye elementos gráficos definidos con una serie de parámetros e información asociada. La organización de la información depende del software o estándar que utilicemos, y su orden depende de una estructura jerárquica.

Softwares BIM, como Revit de Autodesk organizan la información de los elementos que incorporamos al proyecto por medio de Categorías, familias, tipos y entidades. Esta información estructurada se completa con los materiales y los espacios del modelo. Cabe señalar que todos estos elementos incorporados al modelo BIM en el software Revit pueden ser gestionados, transformados y extraídos para obtener mediciones y/o cuantificaciones.

Por ejemplo, si vinculamos un tipo determinado de ventana a una partida de un presupuesto por medio de una tabla de cantidades, el programa será capaz de obtener el número de ventanas que existan en el modelo y nos evitará el contarlas de una en una. A esta acción se le conoce como extracción de cantidades. Además es posible filtrar la información que deseemos extraer de determinados tipos de entidades (el ancho único de una puerta, los metros cuadrados o metros cúbicos de un piso, techo o muro en especifico, etc.). La extracción de esta información será posible siempre y cuando estas entidades se encuentren incorporadas al modelo BIM.

Flujo de trabajo para la extracción de cantidades de un conjunto de entidades de ventana en el software Revit.

De igual forma, los espacios o habitaciones en Revit permiten obtener superficies en metros cuadrado o metros cúbicos y calcular su perímetro o su altura, por lo que sirven así a múltiples partidas derivadas de ellas.

Debemos tener en cuenta que la exactitud en la extracción de información de un modelo BIM dependerá de la organización de su información asociada, del estándar que utilicemos, de la estructura jerárquica que implementemos y de los niveles de detalle (LOD) de cada entidad. Pongamos el ejemplo de un muro el cual puede ser modelado de muchas formas y el resultado de sus medidas por consecuencia puede ser diferente, unas veces más exactas que otras.

Estas variaciones en el modelado afectaran el resultado final que obtengamos al momento de extraer información sobre alguna entidad en especifico, de igual manera afectará de forma general sobre el proyecto si la entidad se encuentra aplicada en diferentes espacios o niveles de nuestro modelo BIM. Debemos tener en cuenta que estas mínimas variaciones en una entidad puede ser poca, pero de forma general en un proyecto puede ser mucha.

En resumen, y como recomendación a lo anteriormente argumentado, señalo los siguientes puntos:

  • No todos los modelos BIM son válidos para extraer mediciones y/o cuantificaciones.
  • No todo puede ser medido desde un modelo BIM.
  • No toda las información extraída de un modelo BIM es exacta.
  • Antes de dar por valida una cuantificación, analiza y evalúa su precisión comprobando una pequeña muestra.
  • Los criterios de medición son muy importantes y debemos confirmar que sean correctos o aplicar las correcciones oportunas si el proyecto lo demanda.
  • Con fórmulas y con un conocimiento amplio del modelo, y apoyados de herramientas informáticas adecuadas obtendremos una mayor precisión en la cuantificación en BIM.

Cabe señalar, que actualmente el avance tecnológico es monumental, crece a pasos agigantados y se impone como método prioritario para la cuantificación y valoración de los proyectos BIM.

¿ Cómo se realizan las mediciones en BIM ?

El mundo BIM en esta nueva industria 4.0, alcanza prácticamente todas las especialidades de un proyecto. Los presupuestos y las mediciones no son la excepción. El entorno que rodea la metodología BIM genera grandes expectativas, pero en determinadas ocasiones no siempre cumple con todas ellas. Realizar mediciones en BIM no es la excepción, aunque casi siempre su extracción es automática y exacta, en determinadas situaciones esto no se cumplirá.

Pero, te preguntaras ¿Cómo se realizan las mediciones en BIM?, antes de aclarar esto es importante comprender que medir en el sentido estricto de la palabra tiende a desaparecer en un proyecto BIM, el uso de reglas, escalímetros o escuadras para la obtención de medidas de un plano impreso, es una tarea que se descarta en los procesos de desarrollo de este tipo de proyectos . Además no debemos confundir que la medición en BIM se desarrolla dando unos clics en el mouse para determinar longitudes o áreas utilizando un determinado software.

La mediciones en BIM consisten en no medir. Parecerá confuso pero el proceso es simple, una medición se realiza identificando la entidad del modelo a cuantificar, una vez identificada la entidad se le extrae su información para la obtención de sus dimensiones y cantidades. Esta extracción se genera mediante una vinculación entre la entidad que pertenece a un mismo tipo, y también, es aplicable a una partida si el objetivo es obtener un presupuesto. Esta partida describirá en su titulo o epígrafe las condiciones y las características del elemento medido aportando un precio. El precio de la partida se derivará de la información añadida a la entidad.

Para realizar la medición es importante establecer una organización en la información del modelo BIM y, algo más importante aún, que el modelo se desarrolle teniendo en cuenta ese objetivo, si no se realiza este proceso de forma estricta los resultados que obtendremos con gran probabilidad serán inexactos.

Por ultimo, para valuar un proyecto es necesario tener una base de datos e información de precios de la construcción y programas de medición que gestionen esa base de datos. En concreto un proyecto en BIM se complementa de las nuevas utilidades de los software, y a su ves estos cumplen con la tarea de medir.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Artículos relacionados

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.